Tres pequeñas historias alrededor de “El libro del networking”

Cipri_Victor_Susana_CoversDicen que cuando una chica está embarazada, ve muchas más chicas embarazadas que cuando no lo está. Del mismo modo, cuando nos interesamos por un tema, parece que todo lo que nos rodea se vuelve hacia ese tema. Y es lo que me ha pasado a mí con el libro de Cipri Quintas @cipriquintas que comentábamos en el pasado artículo. Ha sido empezar a leerlo y oye, todo alrededor tenía algo que ver con el libro, algunas cosas con mucho sentido y otras por pura casualidad. Dejadme que os las cuente.

Entrevistas, podcasts y resúmenes del libro.

Sin duda esto es lo más normal del mundo. Cuando estás leyendo un libro recientemente publicado y de bastante éxito, es lógico que encuentres muchas referencias del mismo, que para algo se estará haciendo la promoción del mismo, ¿no? De hecho, no me sorprendió encontrármelo en las páginas de “El Mundo” hablando del libro, de su vida y de su pasión por los abrazos. Ni en las referencias de varios blogs como el de “Libros de Management” (de hecho, creo que fue este artículo el que me llevó a comprarme este libro. Y tampoco me extraño encontrármelo en algún podcast. Os recomiendo que escuchéis el siguiente  podcast de VictorMartin @vmdeluxe en el que podemos escuchar la conversación que el autor de “Desata tu éxito” (libro que leí pero que no desmenucé en su día y que me lo añado a los pendientes) mantiene con Cipri. La verdad es que es un gran resumen de la esencia del libro. Una maravilla que me acompañó un par de mañanas al trabajo y aquí las gracias hay que repartirlas “a pachas” entre los dos.

Un e-mail con el mismo formato.

Resulta que en la lectura del libro, Cipri muestra el siguiente “minitruco” con el correo electrónico:

“Presenta a personas por correo electrónico. Antes hemos visto un ejemplo. Aquí tienes otro más sencillo: «Fulanita, tienes que conocer a Menganito, al que pongo en copia, que es un excelente profesional y con el que estoy seguro de que encontrarás puntos en común y blablablá».”

Nunca he escrito un mail de este tipo y nunca lo he recibido… o mejor dicho, “había”. Casualmente, en los días en los que estaba leyendo el libro me llegó un correo en el que un amigo, que me ayudó para comenzar a dar clases y sesiones en una escuela de negocios de Madrid me ponía en contacto con el Director de uno de los programas para ver en que nuevas formas podemos colaborar. En ello estamos, pero os aseguro que si no lo hubiera leído en el libro ni me hubiera creído que esta puede llegar a ser una práctica habitual. Tomo nota y me propongo utilizarla en el futuro.

Una cita de una novela.

Uno no sólo lee libros “de trabajo” sino que también se entretiene leyendo novelas (mucha novela negra) y lo voy haciendo a la par. El hecho es que estaba leyendo “Deudas del frío” segunda entrega de una trilogía de Susana Rodríguez Lezaun @SusanaRLezaun que está sita en Pamplona (casualidad 1) y se basa en la investigación del asesinato del máximo dirigente de un Banco (casualidad 2, por lo del banco, no por lo del asesinato, que yo no he matado a nadie) y en ella me encuentro la siguiente frase (casualidad 3) que me hizo reír y reflexionar a partes iguales. Los investigadores han iniciado sus pesquisas en las oficinas de la entidad y señalan:

“El resto de las entrevistas no hicieron sino corroborar lo que ya sabían : que se habían metido en un nido de víboras en el que todo el mundo parecía dispuesto a morder a su rival. … la lucha es permanente , y que las zancadillas son una constante en este mundillo.”

La verdad es que se me saltó la risa porque aunque si es cierto que yo he visto ese comportamiento del nido de víboras alguna vez, no ha sido la tónica común en estos años en la entidad en la que trabajo. Pero igual de cierto es que no es nada nuevo en el mundo laboral (no sólo en la banca) y aunque sean comportamientos extraordinarios, están totalmente enfrentados a las ideas del libro de Cipri.

Acabando.

Este artículo es simplemente una reflexión acerca del libro que leí y de como nos podemos encontrar ejemplos de las lecturas en nuestra vida real mientras vamos consumiendo las páginas del mismo. Supongo que os ha pasado a vosotros también.

Seguiremos leyendo y viviendo, no sin antes aplicarnos una de las máximas del libro de Cipri: Gracias a los que escribís estos libros que tanto nos acompañan cada día, os aseguro que sois parte muy importante de nuestras vidas.

5 frases del libro “El libro del Networking”

El libro del Networking

Qué agradable sorpresa ha sido encontrarse con este libro y con todo lo que ha rodeado a su lectura desde el primer momento. Y si he de ser sincero, no se muy bien como he llegado hasta él. No se si lo leí en algún artículo de blog, lo fotografié en alguna visita a una librería (esto da para un artículo entero – nota del autor) o me lo ofreció Amazon como recomendación. El hecho es que al final, me compré el libro “del Cipri”, otro de esos calvos que se afeitan la cabeza para disimular la calvicie (no lo digo yo, lo dice él mismo) y ha sido todo un acierto. Así que voy a empezar por el final y te voy a decir, desde ya mismo:

GRACIAS, CIPRI.

Por muchas cosas que intentaré desgranar en este artículo y que sin duda se quedará corto, porque de este libro no hay 5 frases que recuperar, hay cientos. Porque este libro no se puede resumir, sólo se puede leer. Y mira que ha habido momentos en los que tanto “buenrollismo” hasta me asustaba (quien lea el libro también leerá como pide en un momento que seamos sinceros). Pero de verdad, “El libro del Networking” es un libro vital en sus dos vertientes; necesario para seguir viviendo y que derrocha vida por las cuatro esquinas.

Ahí van las 5 frases seleccionadas (seguro que mal seleccionadas, ya digo que hay cientos) para este artículo.

El Networking se basa en el corazón, no en la manipulación.

Seguramente me interesó el libro porque siempre he dicho que yo soy muy malo haciendo networking. Y oye, cuando uno lee estas páginas se da cuenta de que estaba totalmente equivocado (lo que no quiere decir que lo estuviera haciendo bien). Yo siempre pensé que esto del networking era quedar con alguien por el mero interés de ver que podías sacar pasado mañana. Será porque siempre lo observé así a mi alrededor. He visto a auténticos genios del uso de la agenda para no dejarse fuera de la ronda de contactos del semestre a nadie importante. Y ahora resulta que no. Que hacer networking no se hace por el interés propio. Y es que como señala Cipri, hay que “dar sin esperar nada a cambio”. Vamos, que no voy a decir que en esto sea muy bueno, pero es que mi problema es que yo no quedo con alguien por interés profesional para mañana, quedo porque me interesa lo que les pasa a las personas, en su vida, en la personal y en lo profesional y si les puedo echar una mano se la echo. Y eso es lo correcto. Simplemente por el hecho de entender esto, a mí ya me ha valido la pena la lectura.

Cuesta lo mismo hablar mal de un tercero que hablar bien.

Dedicaré algo más de tiempo a esta frase en el próximo artículo, pero, madre mía que razón que tiene el autor. Parece que nos dan incentivos por hablar mal de las personas. Premio al que diga más barbaridades del vecino. Esto es un problema tan grave en la sociedad que mientras leía este libro quedé a tomar un café con un exjefe para que me diera una lección de como hablar bien de los que nos rodean. Porque si algo recuerdo de él es como siempre sabía sacar lo positivo que había encontrado en cada uno de sus colaboradores, empleados, jefes, amigos y enemigos (sí, hasta del enemigo se puede hablar bien). Señala Cipri que “Hablar mal de alguien es hablar mal de ti mismo” y es cierto. Yo tengo muy claro que hay gente que posiblemente estará hablando mal de mí, porque en años, no les he oído hablar bien de nadie. Resumiendo, que es gerundio, hay que hablar más de lo bueno y olvidarnos antes de lo malo.

El éxito se mide por la gente a la que le gustaría darte un abrazo.

Esta frase no es del autor, sino de Jandro, si el mago que sale en “El hormiguero” y autor del libro “la oreja verde” (y es que las frases han de ser del libro, no del autor…). Fijaos que esta es una de las partes donde a mí se me empieza a atragantar el “buenrollismo” del libro, pero joder… que lecciones te da la vida. Leyendo este libro recibí la llamada de otro exjefe (si, yo he cambiado mucho de trabajo en la misma empresa y siempre he tenido jefes). Un tío grandísimo, que me ayudó a crecer un montón en mi carrera profesional y creo que al único jefe que yo he “puenteado” alguna vez en mi vida (una tontería de nada, pero me lo salté… y me pilló). Un tío que siempre me ha enseñado que es esto del networking con corazón y es que cada vez que viene a Madrid encuentra un hueco para cenar conmigo a pesar de tener en su agenda a cientos de personas más relevantes e importantes que yo. Y resulta que me escribía para contarme que estaba recuperándose de una grave enfermedad de la que yo no me había enterado y que podría haber sido muy muy jodida de superar si no lo pillan a tiempo. Y es en esos momentos en los que sabes lo que reconforta poder volver a darle un abrazo y es que “hay pocas cosas que unan más a la personas que un abrazo bien dado” como señala el autor.

Quita de tu agenda a todos aquellos que te caigan mal.

Llegas a pensar en algún momento que a Cipri no le cae mal nadie y que todo el mundo es bueno. Pero no, y si hay que repartir estopa se reparte. Sin regocijo, pero se hace. Y es que hay personas tóxicas (o comportamiento tóxicos en las personas) y a las que es mejor sacar de tu agenda por son como un virús que todo lo infectan. Lo mismo que a aquellas que “siempre viven en el quejismo”, a las que “les preguntas como están y siempre tienen alguna desgracia para contarte”. Y aquí me pregunto yo si este señor conoce a algunos de mis compis del trabajo o es que esto es un mal muy extendido por todas las empresas del mundo. Y parece ser que así es. Bueno, pues sí, es cierto, existe gente que nos cae mal, que tiene mal karma y oye… nada mejor que sacarlos de la agenda.

Cuanto menor sea la diferencia entre tu yo de día disfrazado y tu yo de noche relajado más feliz serás.

Y esta es la última de las frase seleccionadas, que no es para nada la quinta por importancia, ni la última que merezca la pena. Pero me ha encantado. Y es verdad que hay gente por ahí que son totalmente distintas dentro y fuera del trabajo. Y ahí hay algo que no puede ser, porque no se yo que disimulas. Si es que tu puesto en el trabajo no te gusta en tu forma de vivir, pero oye, toca tragar. O lo que no te gusta es tu vida real y vives en una especie de simulación cual “second life” en un mundo virtual. Y si lo primero ya de por sí es malo, lo segundo ya sería muy triste. “Sé tu” es un consejo que me parece brutal para dar por acabadas las cinco frases de este libro y dejaros a todos con las ganas de comprarlo en cuanto podáis.

Acabando.

Nuevamente te doy las gracias por haberlo escrito. Porque los minitrucos se pueden aplicar desde el primer día y las macro enseñanzas nos las podemos quedar con nosotros para siempre. Porque tus historias personales se parecen a las mías aunque yo no conozca a Sergio Ramos. Porque tus vivencias y tus análisis me han hecho pensar en más de uno de mis comportamientos y porque sin duda, tras leer este libro puedo intentar “ser mi mejor yo” o al menos una versión mejor que la anterior.

Quizás, algún día, pueda dártelas en persona, pero si no es así, este artículo es mi forma de “devolverte el favor”, aunque tu no lo necesites.

Muy grande, si señor.

 

5 frases del libro “Emprender a hostias”

Libros de Jesus CastellsEste año me he auto-impuesto un objetivo que creo que cumple con la teoría del SMART (esto es: específico, medible; alcanzable; relevante y temporal). Me gustaría finalizar el año 2018 habiendo leído al menos 24 libros: 12 novelas y 12 libros de los que sirven para el día a día del “laburo”. Y ya que me he puesto manos a la obra, voy a intentar aprovechar mi lectura para dar contenido al blog e intentar que sea beneficiosa para los lectores del mismo. Con este fin nace la serie de artículos “5 frases del libro”, donde resumiré cinco ideas de los libros que vaya leyendo (los que tienen que ver más con temas laborales, quiero decir). Y para comenzar voy a analizar algo más de esta joyita del Doktor Castells: “Emprender a Hostias”.

¿Por qué este libro?

Este no es el primer libro que leo de Jesus Castells. De hecho, en mi recomendación de lecturas del año pasado ya hacía referencia a “Josdeputa!!!! Me han echado”. Desde su lectura, lo considero imprescindible para los que vivimos en el mundo de los cuentajenados, es decir, de los que cobramos todos los meses una nómina de empresa. En esta ocasión el “Doktor” nos va a bajar del sueño del emprendedor y como bien dice en el título “a hostias”. Y es que está bien que de vez en cuando alguien nos devuelva a la realidad y nos muestre “a calzón quitao” como es el mundo del emprendedor. Que como ya os podéis imaginar por el título, Jesus quiere enseñarnos que el día a día del emprendedor no es una alfombra roja. Y aunque eso de no tener ni jefe ni horarios suena muy atractivo y atrayente, alguna contrapartida negativa debe de tener…. ¿Verdad? Y no, no es que yo le quiera quitar las ganas de emprender a nadie. Nada más lejos de la realidad. Simplemente, es que considero positivo que quien se decida por este camino tenga claro que no es un camino de rosas.

Hay que ser muy valiente y muy inconsciente para hacerlo (emprender).

Toda una declaración de intenciones. El primer zasca en toda la boca. Si quieres emprender, eres un inconsciente. Bueno, sin duda es lo que van a pensar el 90 por ciento de los que te rodean. Serán poquitos los que se confundan y te digan que mucho ánimo y que tienes que ir a por ello. Así que no está mal que aquí te lo recuerden de primeras. Vale, también te echa un piropo con eso de valiente, pero vamos, que en este caso es sinónimo de suicida.

De los 20 millones de muertos que se quedaron en el camino, nadie se acuerda de ellos.

Una verdad como un puño (en toda la cara). ¿Cuantos libros de los que se la toñaron pero bien mientras intentaban emprender has leído? La literatura de los proyectos fracasados no es un best seller normalmente. Y eso no significa que todo el que se lo monta por su cuenta triunfe. Significa que no lo cuenta en un libro. Pero haberlos, los que fracasan, haylos como las meigas.

El hábitat del emprendedor es la incertidumbre.

Vamos, esto es algo que no debería de sorprender a quien decide emprender y más si uno viene del mundo de la empresa. Eso de cobrar cada día 25, una cantidad conocida de antemano no es viable para el emprendedor. Dependerá de tus ventas, de tus clientes, de su capacidad de pago, de tus gastos en el mes… elementos que son variables y en algunos casos volátiles. Nada, sin duda otra mala noticia. Al emprendedor no se le asegura ni el salario ni las horas de trabajo del mes siguiente (bueno, ni de la próxima semana).

No tomar ninguna decisión también es tomar una decisión.

Esta es sin duda una enseñanza válida para quien quiere emprender o para cualquier persona que esté en un momento en el que tiene que tomar una decisión. No hacer nada no significa que no has tomado parte. Que va. Significa que has decidido dejarlo todo como está. Hay situaciones en las que, pese al entorno y las pistas que el mismo da, uno decide no dar un paso adelante. Eso es lo mismo que decidir que los dos pies se quedan quietos en el mismo sitio. Si en ese momento el suelo desaparece bajo tus pies no le eches la culpa a la mala suerte, es que tu decidiste quedarte ahí.

Emprender no es una cuestión de edad, es una cuestión de actitud.

Sin duda. Hay emprendedores de 20 años, de 40 años y los hay de 70 o todavía mayores. Hay quien encuentra el espíritu emprendedor en el camino; hay quien lo pierde (o se lo quitan) y hay quien no será emprendedor en su vida (le cuesta hasta probar el bar nuevo de la esquina). Así que si te entra ese cosquilleo no pienses que eres muy joven y que no es el momento; o que eres muy viejo y que tu turno ya pasó. Si notas las mariposas, entonces emprende!!!

Opinión personal

Gracias Jesús, o Gracias Doktor. Me lo he pasado bien leyendo el libro, he pensado mucho y he aprendido bastantes cosas. Y conjugar esos tres logros en un libro de negocios es bastante más complicado de lo que puede parecer. De hecho, he soltado hasta alguna carcajada mientras lo leía que ha sido recibida con incredulidad por mi entorno, cuando sabían que estaba con un libro de negocios. Sin duda, un libro que recomiendo a quien este preguntándose si debe emprender; a quien ya se puso a ello y a quien tenga el espíritu emprendedor dormido (o muerto), para que esté más contento con su decisión tomada de no emprender.

¿Y tu? ¿Ya lo has leído? ¿Estás pensando en darle una oportunidad? Si quieres haz click en los enlaces y vete directamente a amazon si quieres hacerte con ellos.

Recomendando libros para el próximo año

Que el primer artículo de este blog sea sobre libros es casi una declaración de intenciones para el próximo año. “Recuperar el hábito de la lectura” deberá ser uno de los objetivos para 2018 en mi agenda personal, ya que ha sido uno de los caídos a lo largo de los últimos meses. Y pese a todo, tengo varios libros que aún puedo recomendar con las lecturas de este año y algunas de las que ya considero pendientes para el próximo. Por cierto… podéis acceder a sus referencias en amazon si hacéis click en el banner inferior.

“La inteligencia del éxito” de Anxo Perez.

Es un libro de los que destrocé el pasado año y que es muy recomendable porque hay muchos trucos aplicables en el día a día. ¿El 100%? Pues por supuesto que no, pero es un grandísimo libro. Por poneros uno de los capítulos que más me gustaron, el 24, “¿Eres jinete o caballo?”. Y como este, pues muchos más. Como yo hice los deberes al revés, tengo pendiente la lectura de la primera parte: “Los 88 peldaños del éxito” para 2018.

“Desata tu éxito” de Victor Martín.

En la misma línea que el libro anterior. Muchos consejos muy aplicables en algún momento de tu vida.  Muy interesante la reflexión sobre la manera en que cada uno de nosotros definimos que es el éxito. Importante la parte personal que lleva este libro (algo que también sucede con el de Anxo Perez o el del Mago More que recomendaba el año pasado). Me quedo sobre todo con la primera de las tres partes. Para temas de productividad sigo siendo de los del GTD y por ahí viene mi siguiente lectura.

“Organízate con eficacia (Getting Things Done)” de David Allen.

Es la biblia del GTD, el sistema que te permite “ser productivo sin estrés” como reza en la propia portada del libro. Lo he tenido que releer en se segunda versión y ahora mismo tengo sobre la mesa la cuarta edición. Aunque me he caído varias veces mientras practico GTD, intento levantarme y volver a ponerlo en marcha porque sin duda es la metodología de trabajo que me permite vivir más relajado. La aplicación de los 5 pasos (capturar; clarificar; organizar; reflexionar y hacer) te van a llevar a otro mundo muy diferente (y mucho mejor) del que vives actualmente.

“Inconformistas” de Josef Ajram e Isra García.

De Josef he leído varios libros; de Isra me dejaron Ultraproductividad y he de decir que me venció (el libro, vamos, que no pude acabármelo) y sin embargo, me gusta la unión de ambos y como quedó este libro. Empezando por los “80 motivos para hacer lo que te gusta” que es el capítulo 1 del libro. Personalmente, bastante recomendable.

“Josdeputaaa!!! Me han ‘echao'” de Jesús Castells.

No sale en la foto porque me pareció tan bueno que lo he prestado. Me he reído mucho, pero he aprendido todavía más. Para mí, es el libro del año de este recopilatorio con muchas frases lapidarias y sentimientos a flor de piel.

“Misión emprender” de Sergio Fernandez y Raimon Samsó.

Este ya está en la lista del año que viene, aunque lo tengo ahora mismo encima de la mesa. Llegó justo durante la mudanza de casa y en un momento complejo para “Trabajando que es Gerundio“. Y por eso se ha quedado aquí, sin leer. Prometo que en breve intentaré haceros una reseña del mismo.

“Aprendiendo de los mejores (Vol.2)” de Francisco Alcaide.

Me ha hecho muchísima ilusión leer en el blog de Francisco que en Marzo de 2018 saldrá el segundo volumen de una obra que ha alcanzado unos volúmenes de ventas posiblemente desconocidos para cualquier otro libro de empresa (perdón, es que no se donde catalogarlo ¿autorrealización? ¿aprendizaje para la vida? ¿gestión? ¿liderazgo? ¿TODO?) en Español. Y no me extraña, porque se merece eso y mucho más. Un compendio del saber y de la experiencia. Gracias por haberlos escrito, Francisco.

Y seguro que muchos más.

Tengo echado el ojo a varios libros más que si las cosas van medianamente bien deberían “caer” a lo largo de 2018. Os comento un par por daros ideas, pero estaré encntado de recibir comentarios con vuestras recomendaciones.”Armas de Titanes” de Tim Ferriss que recopila entrevistas, consejos, ideas de mas de 200 personas de éxito;  “El libro del Networking” de Cipri Quintás, porque es uno de mis muchísimos puntos débiles. Ea, lo dicho, que espero recomendaciones para leer y aprender mucho en los próximos meses. ¿Quien se anima?